26/2/13

Dime qué desayunas y te diré cómo te irá el día...


...y es que es verdad, no es lo mismo desayunar unos simples cereales o una tostada aburrida que un buen mollete con "to sus avíos", a que no? Pues esto mismo debió pensar el Carioqui el domingo cuando sacó los pies de la cama porque enfiló muy decidido el pasillo hasta la cocina y se puso a la faena sin decir ni pío. Menos mal que cogí la cámara por instinto porque si no, no me da tiempo de enseñaros la obra de arte que se curró mi maridito de buena mañana. Tenéis curiosidad? Pues seguid leyendo ^^

Para los que no los conozcáis, el mollete es un bollo de pan de miga blanda y esponjosa muy típico en Andalucía. El más famoso es el mollete de Antequera aunque por la zona de Cádiz los más conocidos (y los más ricos) son los de Espera. En mi casa no faltan para los desayunos del fin de semana y es que tostaditos con aceite de oliva y jamón están de ricos... Pero bueno, a lo que vamos, si queréis empezar el día con buen pie y que os salga todo redondo, id ahora mismo a por papel y lápiz y apuntad los ingredientes.





  • Un mollete
  • Cintas de béicon
  • Un huevo grande (de campo, si puede ser)
  • Mantequilla
  • Sal
  • Pimienta
  • Café, leche o zumo para acompañar ^^






1. Abrimos el mollete por la mitad y cogemos la parte que más nos guste. Yo soy más de la parte de abajo pero a Antonio le encanta la parte de arriba que, normalmente, es la que se queda más gordita.

2. Con ayuda de un vaso y un cuchillo afilado, cortamos un círculo en medio de la rebanada y tostamos las dos partes en una sartén con un poco de mantequilla.

3. En la misma sartén, doramos las cintas de béicon al gusto.  


4. Añadimos la parte del pan que tiene el agujero dejando el béicon en el centro.


5. Ahora viene lo guay: cascamos el huevo el el centro, lo salpimentamos y bajamos el fuego de la sartén. Tapamos y esperamos a que se cuaje dependiendo de cómo lo queramos. Al Carioqui le gusta medio hecho, o sea que la yema esté liquidita para después mojar el pan pero esto va totalmente a gustos.


6. Cuando esté, lo sacamos a un plato con cuidado ayudándonos de una espátula ancha y le damos un golpecito de calor a la parte redonda del pan: el agujero.


7. Y listo! A comerlo calentito que es como está bueno...



Perdonad las fotos encima de la tabla de cortar... pero fue como os digo, a lo rápido porque tenía a Mr. Carioqui al lado dándome prisa porque se le enfriaba el invento. Sólo me dio tiempo de coger la tabla, poner el zumo y mi café (que por cierto al final también me lo tomé frío) y hacer las fotos a la carrera y con una luz horrorosa... voy a tener que tomar nota del post de hoy de Blanca.

Y volviendo al mollete, ni se os pase por la cabeza tirar la otra mitad! O bien hacéis lo mismo que con la primera u os la coméis con aceitito de oliva como hice yo, que por cierto, no soy muy de desayunar con beicon y huevos, a mi me va más el dulce así que como hace muchos días que no publico y tengo algunas recetas acumuladas, hoy os voy a poner dos recetas de desayuno! Una salada y otra dulce, una calórica y otra ligera ^^


Y sí, es una receta ligera aunque tenga tan buena pinta...


Cuantas calorías creéis que puede tener este vaso? 300? 400? ... 500?? Pues nada de eso, este vaso de batido de fresa, tal cual se ve, tiene solo 150kcal. Sí, las he contado! ^^ 

Es una opción estupenda para los desayunos pero también para las cenas porque sacia muchísimo y tiene un aporte calórico mínimo. Además, la fresa está de temporada y aparte de estar riquísima es una fuente de vitamina C súper importante. Así que seguid leyendo y os cuento el truco de la "nata" que estáis viendo en la foto...





(Para dos vasos grandotes de batido)
  • 400 gr. de fresas
  • 1 yogur desnatado edulcorado
  • 100 ml. de leche desnatada
  • Unas gotitas de edulcorante líquido

(Para la crema)
  • Leche desnatada
  • Un batidor/aireador de leche


El batidor de leche se usa mucho para las recetas de café y esas cosas (se hacen unos capuchinos riquísimos), pero a mi me gusta tanto la leche hecha espuma que se la pongo a todo lo que se me ocurre. El que yo tengo es de Bodum y lo compré en El Corte Inglés hace bastante tiempo pero en Ikea hay uno que va a pilas que es apañadísimo por 1,50€ y si no, siempre quedarán los chinos que seguro que los hay y no llegan ni a 1€...

Pues eso, que me voy por las ramas... 




¿Paso a paso? Es tan sencillo como limpiar las fresas y ponerlas en el vaso de la batidora junto con el yogur y el edulcorante. Batimos bien para que quede finito y añadimos la leche a poquitos hasta que nos guste como está de espesor. Luego ponemos la espuma de leche por encima y... a disfrutar! ^^







No me digáis que no se os mete por los ojos! Y para l@s que no estéis de operación bikini pues nada, en lugar de edulcorante le ponéis azúcar al gusto a listo, pero vamos que si se pueden evitar es mejor dejar las calorías para otras cosas a las que no se puede añadir edulcorante.

Espero que os hayan gustado las dos recetas de hoy tanto si sois de desayunar al estilo americano como si sois más de fruta y yogur. Un besito y nos seguimos leyendo ^^





PD: Estoy enlazando esta receta a la fiesta de enlaces del blog Personalización de Blogs.

6 comentarios :

IMilanPiezasUnicas dijo...

Pues con las horas que son, me ha entrado un hambre...

¡Qué cosa tan dulce! dijo...

Pedazo desayuno...buaah, tremendísimo!
Un beso
Yaiza ¡Qué cosa tan dulce!

Anónimo dijo...

Ese mollete tiene que estar para que se te caigan dos lagrimones de gusto.Ya sabeis que lo teneis que preperar cuando vallamos paya.jajaja

Irene dijo...

Vengo de la fiesta y me encanta el milkshake, lo pineo para no olvidarme :) Un besito!

carmen arroyo dijo...

Te has ganado un premio con este post...que riiiico
Pasate por mi blog para recogerlo!!!

Chary Serrano dijo...

Eso si que es un desayuno rico y nutritivo.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...